0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Todos los años, el día 16 de octubre, se conmemora el día mundial de la alimentación. Este día fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación. Su finalidad es concienciar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial.

Este año 2020, además, es especialmente importante debido a la pandemia del Covid-19 y la crisis que deja tras de sí y se hace un llamamiento mundial a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables lleguen a todos los lugares del mundo.

El lema de este año es “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos” a modo de homenaje a todos aquellos “Héroes de la alimentación” que nos han mantenido provistos de alimentos durante los peores momentos de la pandemia.

Por otro lado, y centrándonos en el ámbito de la salud, recordar, en el marco de este día mundial, la importancia de una alimentación sana y equilibrada para el mantenimiento de una buena salud.

Normalmente una alimentación sana suele ser un tipo de alimentación sostenible, pero hoy, queremos aprovechar para ofrecerte unos cuantos consejos para cuidar de tu salud y la del planeta:

  1. Consume alimentos frescos de temporada y de proximidad: Aprovecha cada época del año para consumir productos que se produzcan en tu zona en ese determinado momento. El otoño es una época del año muy variada en cuanto a frutas y verduras, no dejes de consumirlas: Caqui, chirimoya, calabaza, castañas, mandarinas, aguacates, boniatos… son alimentos altamente nutritivos y versátiles en tus recetas.
  2. Planifica tu compra: Para evitar el desperdicio alimentario y para organizar tu menú semanal. No tengas miedo de comprar alimentos perecederos como frutas y verduras de temporada, ya sea en elaboraciones como cremas o lavados y cortados son productos aptos para congelar sin perder propiedades y ahorrando mucho tiempo.
  3. Alimentos no perecederos: Siempre a mano en tu despensa. Para aquellos días en los que no tengas muy claro que comer, ten a mano a alimentos con caducidades amplias como las legumbres y pasta y arroz (preferiblemente en sus versiones integrales) Además, del alto poder nutritivo de estos alimentos, combinan con todo y pueden convertirse en el pilar de la cocina de aprovechamiento.
  4. Cocina de aprovechamiento: ¿Tienes unos cuantos ingredientes en la nevera y no sabes que hacer con ellos? Combínalos en ensaladas, arroces, pistos de verduras o guisos con legumbres. Además, también puedes reinventar tus sobras ¡Échale imaginación y no tires nada!
  5. Busca consumir alimentos reales y huye de los ultraprocesados: Los alimentos ultraprocesados no son alimentos, o al menos no como deberían serlo; nutritivos. Son preparaciones industriales con baja calidad nutricional y además poco poder saciante. Por otro lado, generan mucha más cantidad de envases que los alimentos frescos que podemos comprar en el mercado.
  6. Conoce que hábitos saludables son sostenibles en el tiempo para ti según tu estilo de vida: Quizá por tu estilo de vida tengas dudas sobre qué comer o como y cuando cocinarlo. Es importante que adaptes tu alimentación saludable a tu estilo de vida para generar adherencia a tu plan de salud Si tienes dudas, acude a la farmacia

Queremos que este otoño cuides de tu salud basando tu alimentación en productos de calidad y cuidando el medioambiente. ¡Una buena alimentación es la base de una buena salud!